Es peligroso asomarse

El visitante de blogs

Anónimo descubrió la íntima impunidad del anonimato. Siempre tuvo tantas cosas que decir, pero tanto miedo a suscribir o a firmar. La palabra dicha compromete, la palabra escrita ahí queda, y el compromiso de la palabra firmada es para los que no tienen pudor, para los que se conforman con no ser perfectos. Por eso…
Leer más

El regalo

A última hora bajó al parque, escogió una piedra pulida, casi brillante. La lavó, la secó, la pintó con un pincel, la depositó en el fondo acolchado de la caja que algún día fue de un reloj y la envolvió con papel de regalo de la última navidad. "No es por la crisis -le explicó,…
Leer más

El derecho a distinguir

Se expande imparable la cómoda respuesta: "todos son unos sinvergüenzas". Gente como Pérez-Reverte, amante de la brocha gorda y la palabra gruesa, ésa que suscita el aplauso fácil del pueblo, son aclamados cuando gritan por escrito ese discurso que descalifica a la política y a los políticos, para así quedar como "estupendos", puros y valientes.…
Leer más

La pequeña eternidad de Jujube

El primer cuento que le regalé a mi hijo se llamaba "Jujube". Lo compré en una librería de St. Germain dès Près una tarde fría y soleada de invierno. Él tenía cuatro meses. Era un pequeño cuento de colores vistosos en el que la niña Sérafine encontraba en la selva a un bebé abandonado que…
Leer más

Ciudadanos en serio

La mejor manera de "celebrar" la Constitución sería "reivindicarla".  Lo siento, pero no me uno al coro de voces que la condenan al "no sirve para nada", o al "es papel mojado". Es cierto que hay cierto papanatismo constitucional retórico e inútil, pero la mejor respuesta al papanatismo es tomarse la Constitución en serio. El…
Leer más

Alarma

La mañana es apacible. Nubes difusas y escasas tamizan la luz del sol tibio. Apenas quedan algunas hojas en los árboles llovidos. En el aire no hay insectos, no se oye ruido de aviones en el cielo. Se oyen voces lejanas de niños, y algún ladrido juguetón, diurno. Las chimeneas expelen ya humo negro de…
Leer más

Privatizando…

Buena parte del autodenominado "milagro económico" del gobierno de Aznar consistió en la política de privatización de las empresas públicas más rentables, que suministró a las arcas un aluvión de liquidez (sin perjuico de colocar a amigos al frente de la empresa privada resultante) y nos permitió cumplir las exigencias del euro. No hubo milagro,…
Leer más