¿Y si Maquiavelo estuviese asesorando a Sánchez?

El anuncio de conversaciones entre el Gobierno, los partidos y la Generalitat fue recibido con indiferencia por unos, con cierto alivio por otros, y con escándalo por otros. Con relator o sin él, con una o dos mesas, con una retórica u otra, a cambio o no de la aprobación de los presupuestos, supongo que mucha, muchísima gente, pensaría que no estábamos ante un reto descomunal, ni desde luego ante lo peor que ha pasado en España desde el 23-F como llegó a decir el siempre hiperbólico secretario general del nuevo Partido Popular post-Rajoy. Supongo, por razones parecidas, que poca gente estaba especialmente entusiasmada con la iniciativa: más bien descreída, porque en una Legislatura agónica como mucho podrían esperarse fotografías, palabras, compromisos a estudiar: poco más. Ni Sánchez está en situación de presentar propuestas audaces en las que no se encontraría especialmente acompañado, ni los partidos independentistas están hoy en la tesitura de aceptar soluciones intermedias. Pero reunirse a hablar, aunque sea con tiquismiquis protocolarios, es algo que en el fondo, lo digan o no, casi todos entienden.

El anuncio de la gran manifestación en Madrid por la unidad de España ("histórica" se calificaba en algunos editoriales del domingo por la mañana) tenía el lastre de que en el fondo se montaba sobre una excusa muy débil (el anuncio de la figura del relator), si bien aspiraba a movilizar masivamente por razones emocionales, a modo de cosecha de una siembra constante y pertinaz. Probablemente hubo también un problema de celos anticipados: quizás alguien temió que otros se anticiparan, y se apresuró; quizás habría preferido otra excusa, otro motivo más consistente, pero el tiempo político no da para más de una manifestación por la unidad de España por año. Más o menos.

Para colmo, Sánchez da marcha atrás, y Carmen Calvo anuncia la ruptura de un diálogo por una razón difícil de entender: que los independentistas no renuncian a hablar del derecho de autodeterminación, y que el Gobierno no aceptará nunca ese derecho. ¿Es que no se sabía eso de antemano? ¿Es que alguien podía pensar que los independentistas iban a renunciar a su seña de identidad, o que el Gobierno iba a "reconocer" algo para lo que carece de competencia? Obviamente un Gobierno no puede reconocer un derecho de autodeterminación que exigiría una reforma constitucional, por lo que todo el mundo entendió que los términos del "diálogo" que se planteaba partían de una premisa clara: una insalvable discrepancia sobre el derecho de autodeterminación. Aún así, claro que sí, ese diálogo tenía contenidos posibles.

La manifestación no ha sido un éxito. Más bien ha dejado la impresión de un sorprendente fracaso. En este caso, a diferencia de lo sucedido en las elecciones de Andalucía (en las que concurría el factor de ansia de cambio y de crítica al PSOE de Andalucía), la derecha no ha sumado, sino que se ha restado entre sí. Tengo la impresión de que si la manifestación la hubiese organizado uno sólo de los partidos convocantes (cualquiera de ellos), habría tenido más éxito.

Aunque paradójicamente, también podría decirse que el triunfo de la manifestación ha sido total: primero porque, preventivamente, el Gobierno rompió la mesa de diálogo; segundo, porque quizás Sánchez, a partir de hoy, empiece a ver con mejores ojos eso de convocar elecciones generales.

A ver si, al final, el verdadero Príncipe (el de Maquiavelo), va a ser Pedro Sánchez. A ver si su asesor lo pensó todo. A ver si todo lo pensó milimétricamente para encontrar el escenario más idóneo. A ver si estábamos criticando a los Casado/Rivera/Abascal por su evidente electoralismo al convocar la manifestación, y va a resultar que quien estaba manejando hilos electorales era Sánchez.

7 Respuestas

  1. Jajajaja, excelente reflexión, pues sí, al final va a ser que hemos vuelto a minusvalorar a Sánchez, que renace y renace. La verdad es que el tema da para muchas especulaciones.

  2. Sánchez como Doctor se basaría en la reflexión sobre la esencia del Estado y la necesidad de un principio rector que establezca el orden social. ( Pensamiento Maquiavélico ). – Miguel, ¿ me lo podrías aclarar un poco ?. Gracias.

  3. Has estado diligente asumiendo de súbito la vacante de relator de la vida cotidiana española dando el tono de lo que Agnes Heller, en su libro «Historia de la vida cotidiana», califica como «seres humanos que crean la posibilidad de la reproducción social.»

    En este caso nuestro amigo Sánchez; el Ave Fenix de los entuertos hispanicus…

    Asi pues invocando la sombra del espíritu de Maquiavelo representas lo que la escritora argentina Graciela Montes dice; «algo así como el tono, la pulsión, el latido de una época… algo así como el estado de ánimo de toda una sociedad en un periodo histórico». O lo que Raymond Williams llama «estructura de sentimiento».

    Es obvio que las tres derechas han fracasado, pero no por la acción inteligente de Sánchez o su asesor, sino por exceso de testosterona en la percepción del efecto mariposa impulsado por ti desde la Chancillería…

    Las tres derechas ganaron en Andalucía por defecto, no por virtud y el fracaso de hoy les sorprende muy lejanos del centro político, perdidos en los montes del Valle de los Caídos…

    Y con una sola mariposa … encargada ahora de la comisión parlamentaria de memoria de la vitrina de la que salió chamuscada… A ver si esto no es…. (lo que decía tu amigo de piso)…

    Pero la broma es que en el monte también se encuentran perdidos los de la tortilla sevillana; Felipe, Guerra y compañía… ¡qué jaleo!

    Así que la estructura de sentimiento del Williams es convulsa y variopinta en el monte español … jajaja!

    Dudo que el espíritu de Maquiavelo sepa recuperarse del susto del relator porque con toda seguridad los independentistas estarán montando ya un soberano pollo a la vista del fracaso de los del monte con las banderitas.

    Y el martes de la semana que empieza mañana promete llegar hasta mayo…¡Cuanto menos!…

    Primero Sánchez tiene que evaluar si el centro es sólido o está minado, y para ello no debe mover un dedo porque ahora el pánico debe estar recorriéndole la columna vertebral al hiperbólico Casado que tiene que abandonar el monte a to lesche… ¡como quien dice!…

    Lo mismo le pasa a Ribera que tendrá que «matar» a Casado a base de hipérboles centristas todavía no inventadas y a Abascal con motosierra pura y dura.

    Pero a Ribera le pasa ahora como a Pedro Picapiedra cuando le suplica a Vilma que le abra la puerta…

    El Procés va ya camino de convertirse en la tormenta perfecta que limpie definitivamente la transición por sobredosis de sana crítica y de histeria nacional…

    A ver si tu no eres el culpable de todo esto con el rollito de la mariposa….

    Sin duda asomarse a tu balcón es peligrosísimo pero volar de él en formato mariposa es letal para la Constitición del 78…

    ¡¡¡Jajaja!!!

    ¡¡¡Mulgere Hircum!!!

    Eppur si muove….

  4. Estimado Miguel
    No le daría yo el crédito a Sanchez y sus asesores como para compararlos en inteligencia a Maquiavelo.
    Pese al evidente alivio de muchos de los que huimos de banderas y aves rapaces por el relativo “pinchazo” de la manifestación de hoy, no creo q quepa hacerse muchas ilusiones sobre ese aparente fracaso en relación a hipotéticas traducciones electorales.

    Lo refleja bien el Profesor Caigao, fino analista de la cotidianidad política o hispana desde su refugio docente en el Valle del Loira, en este tuit suyo que te enlazo:

    https://twitter.com/jorgecagiaoycon/status/1094646859669352448

    A la espera -expectante y bien provisto de chucherias diversas- del soberano/soberanista “pollo” que los indeoendentistas vamos a montar en Catalunya, como vaticina el Oráculo de nuestro retornado Aramis, te envío un saludo afectuoso..

    • Cierto, Carlos, hoy día decir maquiavélico es más bien un halago excesivo. Lo hemos sustituido por expertos en quesitos demoscópicos…

  5. Estimado amigo Vecino

    Ya que te imagino pertrechado de chuches, pollos y licores y bien acomodado en tu nave «lidhult» de Ikea voy a darte por Netflix un NODO oracular antes de que Sánchez saque a la momia de las entrañas del suelo patrio y los doctos juristas empiecen la tamborada multicolor.

    Por tus textos veo que debes ser de letras porque desconoces las maravillas del causalismo irrespetuoso de designios divinos y adivinanzas esotéricas de destinos preescritos por las convicciones soberanas y soberanistas de expertos de acá y de allá.

    Así que te pondré la versión subtitulada de mi oráculo apta para letrados de la España Una Grande y Libre. Una película que se adentra por la senda evolutiva del gran organismo nacional aquejado por mitocondrias díscolas y rebeldes inicialmente incorporadas como meros simbiontes transposones de retrovirus capaces luego de multiplicarse insertándose en el genoma hospedador patrio…

    Junqueras no es la hija del exorcista, pero si te fijas mucho, como hizo Llerena, se le parece un montón –lo mismo que Puigde el retrobelga y los demás capturados–, pues todos sufren de cierto grado de severa inadaptación, como a veces sucede con los caracteres sometidos a alta presión sexual.

    Una cosa es que la selección de la especie nacional cambie algo –lo que es una «evolución» normal–, y otra muy distinta es la naturaleza endemoniada de esas fuerzas independizantes que la hacen cambiar a saltos.

    En este proceso no hay una normal evolución darwinista de la especie nacional sino toda una ruptura de la información genética constitucional.

    Es por ello que el docto Llerena ve en Junqueras todo un mutante del tipo de la hija del exorcista que nos separa drásticamente como especie de nuestros pagafachas, cazafelones, y reconquistadores de efecto mariposa. Especies todas ellas que el Supremo español tiene que proteger porque, las pobres, estaban en peligro de extinción claramente amenazadas por el potente retrovirus de los catalonios exorcistas….

    Amigo Vecino este es el NODO tradicional, ahora queda la peli que es de largo metraje y en tecnicolor de rojos y amarillos.

    Los letrados también llaman al NODO algo así como pre–juicio, pero los epistemólogos le llamamos «background knowledge» para poder encajar causas y efectos en la secuencia de hechos determinada por las exigencias del guión contitucional de la sana crítica

    Yo lamento decirte Amigo Vecino que no soy oráculo darwinista y aunque soy amigo de los pagafantas, los pagafachas y felónicos son especies demasiado venenosas para mi gusto, no te digo ya lo que pienso de los neocentauros anfibios de las playas andaluzas; esos hombres–caballo de reconquistas equinas pura degeneración química de la naftalina de sarcófagos poco ventilados…

    En fin, amigo Vecino, como los «otros» yo también soy parcial y solo puedo visionarte en mi bola oracular advertencias tales como las de cuídate de las abduciones peliculeras y vigila el colesterol de los chuches, pues entre aperturas de tumbas y clones constitucionales tu chaiselongue de Ikea pronto entrará en zona de turbulencias y es bueno que te pongas casco y te abroches debidamente el cinturón de seguridad porque los efectos especiales de la peli prometen mucho objeto volador no identificado… y mucho batman de toga nacional…

    Oracula Oraculorum…

    ADVERTENCIA: Si esta peli no es un pollo es porque es un Pterodactylus del jurásico… consulte entonces a su médico pues puede ser muy peligroso.

    Eppur si muove 24/7

  6. Sobre el valor de un juicio

    ¡¡¡ Explicatio non petita … Mulgere Hircum!!!

    Tradicionalmente el análisis de un juicio se lleva a cabo mediante el efecto que tiene sobre los justiciables. Se parte del supuesto de que las convicciones de un tribunal profesional con cierto control procesal por convicciones superiores corresponderían a un procedimiento con ciertas garantías.

    La capacidad de un tribunal para acondicionar sus convicciones con cierto margen está relacionada con el grado de complejidad jurídica del caso; a mayor complejidad mayor capacidad de margen.

    Se trata de una complejidad fingida por su carácter dual; basada, por un lado, en «la cotización» relativa de los hechos (valoración de la prueba) en el mercado jurisdiccional (Jurisprudencia), con la finalidad (culposa o dolosa), por otro lado, de ajustar el juicio de hecho al mercado normativo (voluntad del tribunal).

    Y solo es este último ajuste –denominado función nomofiláctica–, el que es susceptible de control en el sistema procesal. El truco está en la ocultación del factor «voluntad» en el juicio de hecho Puro Kantianismo pre–ilustrado. Justo lo que dices cuando dices: «los hechos son los que son, pero pueden mirarse de manera diferente.» La mirada de Fichte!…

    Consecuentemente cuando se habla de un procedimiento con garantías estas van mayoritariamente referidas a la función nomofiláctica toda vez que la valoración de los hechos se considera una función potestativa de los jueces que no tiene mayor sostén que una regla decimonónica que se denomina reglas de la «sana crítica» que no es otra cosa que un gigante trasatlántico de ambigüedades y vaguedades que protege las intuiciones irracionales del juzgador (sus sentimientos íntimos) frente a la racionalidad causal de los hechos.

    Se trata del verdadero problema epistémico de la justicia irracional española. Lo que el presidente del Tribunal Supremo denominó como justicia robagallinas.

    Este juicio no es uno de los más importantes sino el juicio más importante para resolver el secular imperio de la voluntad irracional de la España Una Grande y Libre sobre la racionalidad de la ilustración que el franquismo enterró en las cunetas y el Poder Judicial es uno se sus más impenitentes conservadores. Mira bien la vitrina que gobierna la primera planta del TSJA.

    En muy mucho este procedimiento Poder Judicial español contra el independentismo alcanza valores muy similares al procedimiento de la Santa Iglesia contra Galileo.

    ¡¡¡ Eppur si muove!!!… a la espera del capítulo III y siguientes en CTXT…

Deja tu comentario

Los comentarios dan vida al texto y lo pone en movimiento.