Archivos de Categoría: Sin categoría

El derecho a distinguir

Se expande imparable la cómoda respuesta: "todos son unos sinvergüenzas". Gente como Pérez-Reverte, amante de la brocha gorda y la palabra gruesa, ésa que suscita el aplauso fácil del pueblo, son aclamados cuando gritan por escrito ese discurso que descalifica a la política y a los políticos, para así quedar como "estupendos", puros y valientes.…
Leer más

La pequeña eternidad de Jujube

El primer cuento que le regalé a mi hijo se llamaba "Jujube". Lo compré en una librería de St. Germain dès Près una tarde fría y soleada de invierno. Él tenía cuatro meses. Era un pequeño cuento de colores vistosos en el que la niña Sérafine encontraba en la selva a un bebé abandonado que…
Leer más

Ciudadanos en serio

La mejor manera de "celebrar" la Constitución sería "reivindicarla".  Lo siento, pero no me uno al coro de voces que la condenan al "no sirve para nada", o al "es papel mojado". Es cierto que hay cierto papanatismo constitucional retórico e inútil, pero la mejor respuesta al papanatismo es tomarse la Constitución en serio. El…
Leer más

Alarma

La mañana es apacible. Nubes difusas y escasas tamizan la luz del sol tibio. Apenas quedan algunas hojas en los árboles llovidos. En el aire no hay insectos, no se oye ruido de aviones en el cielo. Se oyen voces lejanas de niños, y algún ladrido juguetón, diurno. Las chimeneas expelen ya humo negro de…
Leer más

Privatizando…

Buena parte del autodenominado "milagro económico" del gobierno de Aznar consistió en la política de privatización de las empresas públicas más rentables, que suministró a las arcas un aluvión de liquidez (sin perjuico de colocar a amigos al frente de la empresa privada resultante) y nos permitió cumplir las exigencias del euro. No hubo milagro,…
Leer más

Mejor que pierdan los antipáticos

Algunos millones de españoles se han acostado pronto esta noche, pero están tardando en conciliar el sueño: un gol, otro gol, otro. Por la tarde estuvieron tensos, había partido por la noche, y esta vez podían sacarse la espina, porque tienen un entrenador que "sabe lo que hace", porque tienen un "proyecto", y buenísimos jugadores…
Leer más

Llueve

Llueve. Sigue lloviendo. Todavía resisten, heroicas, algunas hojas del último verano en los álamos del parque, a punto de caer, de morir, de convertirse en tierra y alimento, de dejar de ser hoja para volver a ser materia. De la gama de verdes de aquellos árboles amables y frondosos de julio queda una mezcla aterida…
Leer más

En medio de la calle

He visto a una señora que lloraba sin contención. Estaba quieta en medio de la calle inquieta, como un palo firme al que esquivan las hileras de hormigas que buscan otra cosa. Lloraba y también gemía, agarrada a su teléfono móvil, mirando al escalón de la entrada de un edificio donde por fin se ha…
Leer más