Larga vida a Oxfam.

 

Seguimos a vueltas con la pureza. El ansia de pureza tiene algo de instintivo, y por eso los niños creen tan fácilmente en el bueno y el malo, lo limpio y lo sucio, la verdad y la mentira. Pero esa ansia puede tornarse en perversión. El fundamentalismo, la inquisición y la intolerancia son monstruos producidos por el sueño de la pureza. En el fondo de esas enfermedades del alma hay algo que me atrevo a calificar como infantilismo, es decir, una visión del mundo deliberadamente simple, por la incapacidad de reconocer su complejidad. Quien odia las mezclas, quien se obsesiona con las manchas, quien ve arruinado uno de sus días porque descubre que ha perdido un botón, acabará empequeñeciéndose. Los puristas son personas que no han sabido salir del  pensamiento mítico.

La corrupción (política, moral) tiene dos caras. Una es la estadísticamente inevitable: como nada es puro, salvo desde la cueva de Platón, hay que contar de antemano con las desviaciones, por la misma razón por la que uno mismo, al proponerse sus objetivos y formular sus principios, ha de contar con sus errores y sus culpas. La otra es la estructural y sistémica, es decir, la que lejos de ser una desviación anormal se instala en la normalidad misma y se convierte en imprescindible para que el cuerpo colonizado pueda subsistir. La primera habría que combatirse con naturalidad y la segunda con determinación. Justo lo contrario de lo que tendemos a hacer: la primera provoca sensación de escándalo, y se reacciona con desmesura y exageración, y la segunda apenas se percibe y si se denuncia es sólo en el plano de lo abstracto. La primera desata ansias de fumigación y la segunda una leve contemplación crítica. Y este es uno de los males de nuestro tiempo: la prisa para combatir la mancha y la pausa para enfrentarse a la suciedad global. Así andamos, cada vez más puristas y cada vez más sucios. Propugnando regeneracionismos de lavadora para no cambiar de ropa.

Sé que no es una afirmación bien recibida, pero debo reconocer que pienso que damos demasiada importancia a la corrupción política. Una malversación, un cohecho, una adjudicación de amiguetes fuera de las reglas son un delito, son una buena razón para forzar una dimisión. Pero no, ni mucho menos es este el principal problema político. La honestidad es un dato decisivo para confiar en un político, pero la existencia de casos de corrupción no es lo que más daño nos está haciendo. Más daño hace, por ejemplo, la avaricia que no tiene que transgredir leyes ni cometer delitos para conseguir sus objetivos y dejar un reguero de miseria y exclusión.

Ahora le ha tocado a Oxfam. Los comportamientos despreciables de algunos de sus e empleados o trabajadores (la mayoría de ellos ya despedidos diligentemente por la organización) manchan su reputación, y eso es normal. El problema es que la mancha no deje ver el bosque.

De Oxfam, como de otras muchas ONG's que canalizan recursos públicos y privados hacia fines de cooperación al desarrollo y atención de la indigencia, habríamos de estar orgullosos como especie. No, no son un reflejo de mala conciencia, no son la expresión moderna de la antigua limosna, son estructuras de solidaridad que se alimentan, multiplicándolas, de millones de pequeñas decisiones que brotan de la parte sana de tanta gente:  quien decide dar su tiempo, quien detrae sistemáticamente una cuota de su salario, quien prefiere invertir en proyectos de desarrollo en vez de en diseño de fundas de móvil, quien busca la manera de visibilizar dramas lejanos, quien asiste a una reunión o prepara una charla sobre el hambre o las enfermedades o la explotación de la mujer en el submundo. La estructura genera trigo, aunque no pueda evitar las malas hierbas.

Una marca de coches es sorprendida con trampas para la elusión de controles de emisión de gases y en pocos meses el nivel de ventas de su marca se estabiliza, o incluso crece. Algunos deportistas de los nuestros son acusados de un considerable fraude fiscal, y al siguiente gol ya se lo hemos perdonado. Vienen noticias de paraísos fiscales y buscamos con excitación nombres conocidos para excomulgarlos, pero enseguida se nos olvida que los paraísos siguen ahí porque son necesarios para que el capital tenga sus reposaderos. Un Banco incluye en sus contratos dispuestos para centenares de miles de usuarios cláusulas abusivas, y todo se organiza para que resulte inocuo para su reputación y volumen de negocio. Un gran medio de comunicación es acusado de espionaje, y pelillos a la mar. Ellos saben defenderse de esas pequeñas vicisitudes. Saben que son imprescindibles, y que el plano se inclina a su favor. Sin embargo una ONG tarda en percatarse o en denunciar comportamientos desviados de algunos de sus colaboradores, y ya saltan los apresurados de la pureza. Ya quedan todas las ONG's tocadas de ala. Ya se aprovecha para desprestigiar eso de la cooperación al desarrollo, que al fin y al cabo es un lujo prescindible. Ya se pone en marcha la fumigadora. Ya pueden desgañitarse, como están haciendo, los responsables de Oxfam, que seguramente no podrán evitar una fuga de fondos hacia los Hogares Sociales patriotas "sólo para españoles". Ay.

Larga vida a Oxfam.

18 Respuestas

  1. Si manifiesto la verdad, estoy en absoluto desacuerdo con la idea de que el mundo es complejo, y que anhelos como la verdad, la limpieza o la bondad son enfermedades infantiles del alma.

    Qué barbaridad. El mundo es más simple que una mata de habas , más sencillo que un triángulo escaleno, y es absolutamente ofensivo confundir los sentimientos o los anhelos morales con la dificultad práctica para erradicar al sujeto creador de problemas sociales. Esa es la cuestión: cómo acabamos con dictadores, con demagogos, con filosofías impresentables, con poderes fácticos, con incrustación de imbéciles o vividores o listos en instituciones que nosotros mismos creamos para defender nuestra mejor existencia diaria. Este es el problema. La calificación del fascismo o de un estúpido o tirano gobernante no presenta complejidad alguna. Lo complejo es abatirlo.

    Tras la segunda guerra mundial, Europa lo tuvo claro: derrotado el nazismo, había que consagrar la democracia liberal, y así se hizo, con Constituciones claras y potentes y democráticas.

    El problema, hoy, siglo XXI, es la injusticia social en Africa y en América del Sur; la insolidaridad mundial con la pobreza; el triunfo definitivo del capitalismo; la insatisfacción con el juego egoista de los partidos políticos; la introducción de la posverdad y las fakes news ; el uso de un argumentario inútil ( fundamentalismo, inquisición, intolerancia, conservadurismo, progresismo ) para analizar y resolver problemas acuciantes y, sobre todo, la inexistencia de sujetos e instancias independientes en una cuantía mínima del 0.87 por mil que emitan juicios razonados sobre los problemas actuales de la gente y su proyección futura.

    Si a ti alguien te dice que un tal Junqueras es un preso político; o que Pedro Sánchez insulta a Rajoy por no aprobar los Presupuestos, pero que el PP busque al efecto a sus aliados naturales y no al PSOE para enmendarlos y aprobarlos; o que no hace falta elevar las penas de los delitos graves porque el delincuente es delincuente sin pararse a mirar la pena que le caería, este destrozo intelectual y moral no es fruto de complejidad existencial alguna, sino simple argumentario a sancionar como social o jurídicamente se merezca. Cuestión distinta es el medio, simple o complejo, que la sociedad tenga para hacerlo.

    En un asunto si soy fanático y contundente: un catalán estúpido y acomplejado de la CUP acaba de insultar a los andaluces con el cuento del acento andaluz y tal y cual. Le pondría un tupper de sombrero con el contenido escatológico que ya sabeis, y le entregaría las obras completas de siete poetas andaluces, para que sepa lo que es una nación cultural comple(ja)ta, porque de catorce poetas ya sería delito de odio.

    Como diría Sor Juana Cifuentes Oltra, “ Die Komplexitat ist sehr einfach, wenn sie nicht falsch liegen” (la complejidad es muy simple, si no te equivocas”.

    Viva Oxfam

    • No, Anónimo, el anhelo moral, por fortuna, no es infantilismo. Y si lo fuera, no habría sido yo quien lo hubiese dicho. El infantilismo es seguir pensando como niño cuando ya no se es niño. Suele conducir a prisas, a recetas, y al fundamentalismo, sí. Entendido fundamentalismo como una simplificación/reducción de la realidad para que siga cabiendo en los moldes del pensamiento infantil. Más o menos. Saludos.

  2. Doce precisiones –doce aceitunas–, a la sombra de un olivo… disfrutando la felicidad de Anonimo…

    1.- En mi opinión el ansia de pureza no tiene nada de instintivo toda vez que el propio concepto de “pureza” representa un reduccionismo jíbaro que interpreta lo complejo–real en un cuento imaginario–simplificado, calificado como “puro”. En definitiva es un reduccionismo político de lo complejo a lo sesgadamente dogmatizado como “apropiado”, al que se le da el calificativo de “puro”. Así lo que es “puro” para el Cristiano es “impuro” para el Mahometano, y viceversa. En la naturaleza lo puro es una simple apariencia ya que lo normal es lo diverso.

    2.- “Una visión de mundo deliberadamente simple” es, en mi opinión, ignorancia supina, no infantilismo. La ignorancia no es un atributo biológico asociado a las tempranas etapas del crecimiento. Todos los días vemos ignorantes y cretinos en edad adulta, incluso en posiciones destacadas de la sociedad. Sin embargo nadie predica la ignorancia sobre la edad infantil so pena de mostrarse asimismo como cretino, pues es cretino quien llama ignorante a un niño de 7 años porque desconozca la ley hipotecaria, por ejemplo…

    3.- En mi opinión, el sueño de la pureza es el sueño de la ignorancia elevada a convicción de conocimiento y eso es lo que genera la conocida diversidad de monstruos de la sapiencia irracional. Es decir, los monstruos de aquellos que ni siquiera saben lo que ignoran (ya lo dijo Sócrates, no yo…).

    4.- En mi opinión, aquello que tú llamas pensamiento mítico; ni es primitivo, ni es purista, ni mucho menos es simple. La mitología conforma un código lingüístico de transmisión oral de complejas realidades sin reducción alguna a criterio moral ninguno. La Odisea de Ulises es un buen ejemplo de la complejidad de la mitología griega que conserva su actualidad durante 29 siglos ya. (todavía se hacen interesantes y complejas tesis doctorales sobre este relato…)

    5.- También pienso que lo que llamas corrupción, nada tiene que ver con la pureza. Mucho menos la cueva de Platón tiene nada que ver con los fantasmas de la moralidad. Confundes la corrupción biológica (tratada de antiguo por Aristóteles), con la distorsión del orden social que es “delito” y lo contrario del delito ya sabes que no es la pureza, sino el imperio de la Ley. ¿Qué significa la frase “políticos corruptos”?… ¿Políticos en descomposición orgánica… O políticos delincuentes?… La corrupción significa aquí delincuencia… ¿Acaso piensas que la delincuencia es una condición humana?… ¿Por qué usas el tag “condición humana” para señalar a tu artículo?… ¿Es un error, o una convicción?…

    6.- Asimismo me sorprende también que lo que denominas como “desviaciones” (errores y culpas), lo agites en el cubilete de lo “estadísticamente inevitable”. ¿Acaso no es éste un dado trilero que carece de aristas en un mundo humano lleno de desviaciones?… Pero a mayor enjundia si usas el concepto de “desviación” será porque tienes clara su distancia al eje central… y mucho me temo que ese “eje” es un “eje de pureza” moral… Es decir que es un eje–convicción doctrinal movible según convenga al obispo de turno. Ergo no es ningún eje en su sentido real y racional; en cuyo caso la desviación es arbitraria y como dijo Marx (Groucho); Si no te gusta mis principios tengo otros… ¿De qué desviación hablas entonces…?

    7.- Ya te dije en tu autobús que el caos se expande víricamente con la irracionalidad, y si la ignorancia (irracionalidad), es estructural y sistémica, lo que tenemos es la caja de Pandora.

    8.- En mi opinión en la oscuridad (falta de claridad), no hay ni prisas, ni pausas…. ¿Acaso ignoras que la Filosofía lleva más de 30 siglos enfrentándose a eso que tu llamas “suciedad global?…¡Pues si!… hay bibliotecas enteras de enfrentamientos contra lo oscuro…

    9.- Asimismo, entiendo que cuando hablas de avaricia hablas de la pureza de la doctrina neoliberal; hablas de la doctrina moral del “HOMO OECONOMICUS”… Hablas de Stuart Mil hasta Milton Friedman y compañía… ¿Acaso no es éste el paradigma que fundamenta nuestro actual “imperio de la Ley”? ¿Puede la Ley neoliberal transgredirse a sí misma? ¿Quién es entonces el culpable del daño… Agamenón o su porquero?

    10.- ¡OXFAM!; Fíjate en la falacia del entuerto:

    10.1.- Los puritanos ingleses reprueban ¿ahora? la compra de servicios de prostitución en el tercer mundo. No hablan de abuso alguno, sino de pago de servicios a prostitutas que los vendían (entre otras causas porque el primer mundo practica la avaricia y la usura)… y plantean un problema de dudosa moral que pivota sobre el comportamiento de algunos individuos para fulminar el trabajo de toda la organización internacional… ¿Acaso no es esto síntoma de que el objetivo no es moral, sino político de cargarse el trabajo de OXFAM?

    10.2.- En mi opinión el problema no es OXFAM, ni sus pervertidos compradores de sexo… sino el gobierno ultraconservador inglés que quiere cargarse OXFAM, para “aligerar” –moralmente con justificación inmoral–, el presupuesto de cooperación al desarrollo…. Esto es un clásico ¡deja vú!…

    10.3.- ¡La prensa!… ¿Acaso ignoras que la prensa es la oligarquía que está en el gobierno?… Confundes la opinión publicada con la opinión del pueblo… ¿Acaso ignoras que son dos cosas muy distintas?…

    11.- Mucho me temo que tu desapego sobre “lo Real”, siempre presente en nuestros debates, es de traje “purista” ya que todo apunta a que quieres ignorar el hecho de que las ficciones (paradigmas) estructuran nuestras realidades…

    12.- Hasta ahora me he referido siempre al viejo Sócrates, pero hoy te voy a recomendar al más contemporáneo Slavoj Zizek, un sloveno que también defiende la existencia de “la verdad”. Razón por la que los neoconservadores norteamericanos lo califican como el filósofo más peligroso de occidente, y los moralistas victorianos ingleses del «The Observer» lo ridiculizan con el apodo de «el mesías superstar de la nueva izquierda»…

    Sería bueno que echases un vistazo a su libro de 2002 titulado en español; “Bienvenidos al desierto de lo Real.”… te lo puedes bajar de Internet… Anonimo también….

    Finalmente creo, y espero, que la andanada contra OXFAM solo tiene eco en la derecha europea y en los victorianos ingleses que saben mucho de prostitutas de pago… Y mi impresión es que esta andanada va a tener poco recorrido porque su objetivo no es otro que el de someter a la cúpula inglesa de OXFAM para que dejen de publicar estudios de la realidad doméstica inglesa, bastante distópica por debajo del Big Ben…

    Por eso es importante la claridad de análisis de la situación ya que expandir la confusión lo único que hace es expandir el caos en la ciénaga de la noche de lo Real, posibilitando la verdadera castración de la voz de OXFAM.

    Bienvenido al desierto de lo Real, Miguel…

    Yo sigo bajo el olivo con mi lira mirando tu balcón…

    Un saludo y Buen finde!!

    Por cierto; estoy a la espera de Casa Luna… cuando lo lea te diré!

  3. Caramba, Aramis, no me digas que no tiene mérito “confundir” tantas cosas en un texto tan breve como el mío… ¡Debe ser un récord! Menos mal que alguien me dijo alguna vez, hace mucho tiempo, que la mejor manera de acabar distinguiendo es confundir en voz alta. Va sin ironía. Esto va de decir lo que se piensa, o lo que se siente, y echarlo al ruedo. Lo bueno viene después: tras leer (unas veces con más aprovechamiento que otras) los comentarios, releo lo que escribí, y me pregunto: ¿volvería a escribirlo? No siempre la respuesta es “sí”. Casi siempre es un “sí” pero con más matices. Hoy es “sí, volvería a escribirlo”. Eso no significa que los comentarios sobren, claro que no. Al contrario.

  4. ¡La leche!, Miguel; A ver si recuerdas quien te dijo lo de la voz alta… seguro que era en el contexto de las oposiciones porque es típica de las técnicas de vocalización y subvocalización relacionadas con la mejora del estudio y/o la lectura rápida… (va sin ironía, sobre todo si lo lees a menos de 150 p.p.m…)

    Te garantizo que a menos de 150 PPM el mundo es distinto y se confunde menos porque se oye más… Fíjate lo irónico de tu frase en el contexto de tu artículo ya que los adictos de la lectura rápida suelen denostar a los niños diciendo que es normal que lean en voz alta porque ellos están “aprendiendo a leer”…

    En cualquier caso no conozco cultura alguna en el planeta que de mérito a la ignorancia, ni siquiera concentrada en frascos pequeños, aunque casi todas ameritan la confusión intencional ya que el concepto de “intención” califica la confusión de sintomática y focaliza el mérito en la metástasis del cáncer espiritual que manifiesta, y que normalmente se localiza en la convicción. (la prensa le llama “audiencia” y los religiosos le llaman parroquia… pero es lo mismo en el mundo de la velocidad de crucero a menos de 150 PPM)

    No conozco comunicación humana alguna que no vaya de decir lo que se piensa, o lo que se siente y “echarlo al ruedo”. Otra cosa es la “intención” que reviste la palabra, y que no es otra cosa que lo que yo denomino como “CUBILETE TRILERO” que maneja dados/conceptos de “aristas volátiles” y apariencia sólida aunque hechos de “materia soluble”… ¡Ya sabes…!

    No me digas que la razón no te conmueve… porque entonces pensaría que tu balcón sólo es un escaparate y la confusión sería mía… ¡craso error!

    En ningún cementerio sobran las coronas de flores… sino al contrario

    Si en tu balcón los comentarios “no sobran”, sino “al contrario”… ¿qué es lo contrario?

    Pido claridad a menos de 150 PPM… y luego me repites lo del “Ad hominem” soberanista…

    Buen día de guardar

    • Qué complicado eres, Aramis. Aquella frase, que es magnífica, no me la dijeron en ningún contexto de oposiciones, sino en el contexto de una reflexión sobre la dialéctica como método de conocimiento. Confundirse en voz alta es bueno porque entonces tendrás más oportunidad de oír. Si te confundes calladito, lo más probable es que tardes más en salir de tu confusión. Y lo contrario de sobrar es faltar. Saludos.

      • JAJAJA!…

        Pero lo contrario de “faltar” no es “reiterar” por lo que no hay simetría entre las sobras y las ausencias… jajaja!

        Querido Miguel… te recomiendo a Zizel… te vendría bien…

        Zizel dice que lo contrario de la presencia no es la ausencia, sino la insistencia… busca el por qué y me lo agradecerás…

        Me calificas de complicado… algo modesto si te veo al lado de la vitrina de tu palacio… hasta podría percibirlo como un cumplido en presencia de tus poderes profesionales… cosa que me fascina en positivo porque me reafirma en mi percepción de tu honestidad que no es lo mismo que converger con tus convicciones, ni mucho menos con tus abruptas técnicas de conducir el autobús… ¡ya sabes!… prefiero la paz del Olivo… al menos éste no se mueve en disarmonía con el resto del planeta!!!

        Confundirte en voz alta es bueno… ¡Si!… pero no me negarás que lo auténticamente saludable en cuestiones de dialéctica es oír la crítica… que es lo que hace establecer el conocimiento… ¿o no?… porque si la cuestión se limita a oírse a sí mismo… peor me lo pones…Es decir; no solo no es bueno sino que deriva a lo peor del eco redundante…¡Uf!…

        Pero si te confundes calladito… confundido te quedas… ¡Claro!… ¡De cajón!…

        Jajaja… esto no mejora Miguel…

        A ver:… si «no sobran» los comentarios sino lo contrario y lo contrario de «no sobrar» dices ahora que es faltar… entiendo que lo que «no sobra»; tampoco puede faltar… ¿pero desde cuando un sinónimo es un antónimo.?.. ¿me he perdido algo?

        ¡Uf! Miguel…

        Ya empiezo a echar en falta a tu amigo de estudios… porque yo esto no lo entiendo así a pelo…

        Dímelo en voz alta a ver si así salgo de la confusión!!!

        Un saludo desde el olivo…

        • Sobra un “no” en “no sobrar”. O falta un “no” en “no faltar”.

          • ¿Te estás quedando afónico?…

            Porque no salgo de la confusión… veamos:

            Dices que sobra un “no” en “no sobrar”… Ergo si quitamos un “no” queda “sobrar”… pero la conditio sine qua non de que algo «sobre» es «que–esté–presente»… porque si no está presente no puede sobrar… ¿conforme?…

            Dices también que falta un “no” en “no faltar”… Ergo; suplamos esa falta añadiendo el “no” con lo que tendríamos «no–no–faltar» lo que nos da la siguiente combinatoria:

            1º.- «(no–no) faltar» que es tanto como decir «(si) faltar», y tu frase quedaría así: «lo contrario de sobrar es (si) faltar»… ¿correcto?… Es decir; lo contrario de la presencia es que falta… (luego me lo explicas que no lo entiendo…)

            2º.- «no (no faltar)», que es tanto como decir «que está», y tu frase quedaría así: «lo contrario de sobrar es que está»… ¿correcto?… Es decir; lo contrario de la presencia es la presencia misma… ¿Comorl?…

            ¿En qué quedamos Miguel?

            De verdad que te recomiendo leas a Zizek…

            Mira lo que dice al final de la pág. 60 y comienzos de la 61 de su libro “Bienvenidos al desierto de lo Real”, en relación a lo que pasaba en la extinta RDA:

            «En la extinta República Democrática de Alemania, era imposible que una única persona combinara los siguientes tres rasgos: convicción (creer en la ideología oficial), inteligencia y honestidad. Si creías y eras inteligente, es que no eras honesto; si eras inteligente y honesto, es que no creías; si creías y eras honesto, es que no eras inteligente. ¿No es esto mismo cierto en el caso de la ideología de la democracia liberal? Si te tomas (aspiras a tomarte) en serio la ideología liberal hegemónica, entonces no puedes ser simultáneamente inteligente y honesto… »

            ¿Acaso no es más fácil bajar del autobús y oir –sin “sobras” ni “faltas”–, a la gente… sin más?…

            Que yo sepa la razón no se impone por convicción; se reconoce, se verifica, se discute y se refuta en la dialéctica conversacional, no frente al espejito lindo del cuento de los siete enanitos y la bella durmiente…

            Sigo bajo el olivo…

          • Voy a hacer una prueba, Aramis. Voy a escribir una frase, y tú sacas conclusiones. Verás cómo, si no te contienes, en tu comentario aparecerán las expresiones “trilero”, “obispo”, “urna de cristal” y “balcón”. A ver, por ejemplo: “los caballos llegaron antes del anochecer”. Saludos.

  5. La prueba es muy facilona Miguel; porque además el problema lo planteó ya Nietzsche al observar que las palabras son metáforas que se ha olvidado que son metáforas porque se han petrificado en conceptos. Y el concepto no es otra cosa que el modo como la palabra de cada cual encierra en su interior “a la cosa”…

    Sin embargo “la cosa” (que es lo real) no es un concepto pacífico ya que podemos decir que la polisemia de las palabras muestran la llave que sirve tanto para abrir horizontes de libertad (el debate dialéctico, la ilustración, etc,), como para condenar a la asfixia de la oscuridad en el bunker de las convicciones irracionales…

    Así pues no es el lenguaje el que nos impide hablar de nuestra falta de libertad, sino todo lo contrario; el que muestra los límites mismos de la libertad…

    Es por ello que yo no voy a someterme a tu invitación (trilera) a la contención por cuanto mi relación «hablada» con «la cosa» no es un «sueño» de libertad, sino que «es libre»…

    Dicho lo anterior empiezo la prueba con precisiones previas a mis conclusiones:

    1.- La palabra “trilero” es “mía” y con ella represento «la cosa» de que las palabras son con frecuencia «una traición a la verdad»; son el elenco de unas identidades que se desmoronan; que se volatilizan… No es un insulto, o una expresión vejatoria, se trata de un término que, en mi opinión, es el que mejor identifica ese carácter volátil de una «palabra–sin–norma».

    2.- La palabra “Obispo” no es especialmente “mía”. Pienso que la hemos generado los dos de forma compartida a partir de la palabra “parroquia” que si es “mía” para representar a los adictos a una corriente de convicción–rígida, no sometida a la revisión continua de la refutación racional. Yo aporto la base del «concepto» por cuanto no me interesa la jerarquía y creo que tu aportas el escalafón ad hominem dada tu sensibilidad al orden establecido…

    3.- La palabra “urna de cristal” es absolutamente “tuya”… toda vez que yo sólo he hablado de una “vitrina” que tan «honorablemente» guarda en tu palacio un garrote vil (la cosa real)… Nuestra democracia, no vota (al menos todavía…) en vitrinas; vota en “urnas de cristal”… Esa es la diferencia/similitud entre ambas realidades (ambas cosas)…

    4.- La palabra “balcón” es indiscutiblemente “tuya”, toda vez que se refiere a tu “balcón”. Sí; al que dices que es peligroso asomarse ¿no?…

    5.- Pero falta la palabra principal… “AUTOBÚS”… Ésta si que es “mía”… y se refiere a «tú autobús»…el tuyo; ¡ya sabes!

    Cumplido tu requisito trilero hora ya si que voy a la prueba… ¡Veamos si la supero!…

    Mis conclusiones sobre tu frase–prueba: “los caballos llegaron antes del anochecer”… son las siguientes:

    1.- Estas en el autobús y por el espejito has pedido refuerzos a los siete enanitos que llegaron ayer a caballo al monasterio de Tentudía para buscarme debajo del olivo… con orden de arresto… si persisto en mi libertad…

    2.- Es un aviso Kantiano a los camperos que campan a sus anchas por los dominios del monasterio: «Pensad tanto como queráis y tan libremente como seáis capaces, pero ¡obedeced!»…¡Que la libertad de pensamiento se limita al pensamiento correcto!

    3.- Si como dijo J. Bentham, la realidad es la mejor apariencia de sí misma… no es seguro que fuesen caballos lo que llegase antes del anochecer… La luz débil genera sombras fantasmagóricas… y con el sol a ras del horizonte cualquier chucho a contraluz puede parecer El Dragón chiflado…

    Miguel:… ¿He superado la prueba?

    PREGUNTA: Miguel, si no abandonas el autobús ¿para qué quieres un balcón?

    Tempranicos saludos cordiales a la sombra del olivo

    • Venga, prueba número 2: “La palmera crecía inclinada por la fuerza constante del viento”.

      • Venga:

        Precisa, “inclinada”….

        ya sabes!…: grado, orientación, tipo de suelo y tamaño de los túneles del subsuelo, edad y profundidad de las raíces… y te contesto en la próxima parada del autobús…

  6. Jo!…

    Y me dices que yo soy complicado????

    Todo este follón con autobús, biodramina, caminos tortuosos, cuevas de todo tipo menos platónicas, etc, etc para concluir con una palmera “pelín torciilla????

    Es menester que avives esta noche el puchero de la ciclogénesis explosiva de Santa Teresa para que le de aire al “pelín” y mueva un poco la Palmera…

    Porque yo ya no me subo más a tu autobús…

    ¡Saluda la vitrina! y cuida tu finca jurisdiccional que viene cambio climático… y bribón no va a tener donde “mear”…

    Saludos y buena noche en el convento

  7. Señores, por favor, ya basta. Vuestro problema no es ni siquiera el problema de Karl Marx : “ Todo lo sólido se desvanece en el aire” , sino que no aportais ninguna idea o argumentación sólida en vuestras prolijas entradas que pueda desvanecerse. Ya vale. La libertad de expresión es sagrada en un blog privado, pero si tiene acceso público, debe cumplir con el Protocolo Virtual de la Carta de los Derechos Humanos : “ Si no aportas nada sólido, empleaté en el Telediario “.

    Como sabeis, hay una mano invisible de Adam Smith que hace que, aún sin saberlo, el hombre oriente su saber personal hacia el bien social. No opera primordialmente el egoismo, sino la empatía. Pues bien, vuestros discursos son nulos de pleno derecho, afásicos, inanes, preconciliares, heteróclitos, avitamínicos, circunlotrices, gélidos y deuteronómicos. Socialmente reprobables.

    De manera que ya vale.

  8. Jajajaja, esa es buena, Anónimo.
    Venga, cambiamos de página.

    • Jajajaja… No te entretengas… Deja los salmos y cambia al nuevo testamento … y deja ya -de paso- la urna del obispado…

      Si… La urna … ya que la vitrina es pa los probes de solemnidad… Jajajaja…

      ¡Obispo del Palmar pelín torciillo!…los del olivo te saludan… a la intemperie… (No es mio…) … Al anónimo también… Qué no falte!!!

      Buen finde… Y paz en la tierra!!!

Deja tu comentario

Los comentarios dan vida al texto y lo pone en movimiento.